Leave a comment

Días encadenados

Godward - The Answer

[Post originalmente publicado el 19 de febrero de 2011]

El mar está revoltoso. Las olas larguísimas de las Canteras rizan sus rizos y caracolean medio salvajes hasta estrellarse contra el paseo marítimo. Puedo acercarme a la barandilla del paseo, y en algún momento inesperado la espuma de alguna ola impetuosa me salpicará la cara. Parece increíble que algo tan sencillo pueda resultar tan placentero y relajante, que te haga sentir como una niña y te partes de risa con las gotas saltando a la piel. Quizá sea la forma de jugar con el mar.

Paseo arriba y paseo abajo, pasan los días y los soles. Algunos días hace Sol y calor; otros. los más últimamente, está nublado y de vez en cuando la brisa marina casi parece una carrera de bofetones. Incluso en los peores días, siempre hay turistas que yo he venido aquí a bañarme en la playa y me baño caiga quien caiga. Tiene su punto de guasa ver al intrépido o intrépida, único o única en su franja de playa, adentrarse tímidamente en el agua. Y la enésima ola que sale a recibirlos, haciendo que piensen que quizá no hay que exigirle a las playas que siempre haga buen tiempo.

Como ya no tengo un trabajo que me requiera poner la fecha varias veces en el mismo día, ahora tengo que mirarla en el calendario del ordenador, o en el Telediario. Me oriento por los partidos de fútbol, o por las series de televisión. Subterfugios del autoestima, la imagen de uno mismo se degrada un ápice por no ser ya esa máquina automática que cada día era capaz de dar su fecha, gracias.

Las horas se presentan, vacías; copas fabricadas para portar un líquido tan precioso, que nunca tengo la seguridad de haber escogido el adecuado para llenarlas. El mundo suele ofrecer un manual de componentes adecuados, pero a mí ya no me dice nada. Poseo una libertad de elección que da miedo, porque no puedo consultarle al mundo si he elegido bien. Con el tiempo, se puede aprender una independencia tan poderosa como para espetarle al mundo “No necesito sus consejos”. Pero en estos días sucesivos de momentos por crear, la carga parece un poco demasiado grande para unos hombros tan pequeños.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: