Leave a comment

El daño que no se ve

[Post originalmente publicado el 29 de julio de 2011]

El daño que no se ve

que permanece oculto en la vida diaria

porque sería demasiado intenso

y la cotidianeidad

tiene exigencias de balsa de aceite.

 

La grieta agazapada

La hemorragia interna

¿Cuánto tardan las cicatrices

en secarse a la sombra?

 

Trust can be broken by one word

Spoken words are hard to hide

El crujido

que sólo se escucha en el silencio

La acústica de la soledad

donde reverberan los gritos

sordos de la mente.

 

El cristal se rompe por dentro

pero no se oye

 

Y sonreír

y sonreír

y sonreír

hasta que se pudra bajo el sol

el último pliegue de la duda

abono cierto

de próximas agonías sin nombre.

 

Narcotízame las entrañas

que no quiero sentirlas retorcerse.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: