1 Comment

Come, calla, y mira la peli: Cine+Food 2013

Quien no ha vivido aquí, no lo sabe, pero Las Palmas de Gran Canaria tiene una vida cultural muy activa. A pesar de ser una ciudad muy orientada al turismo, también existen un montón de iniciativas de todo tipo: musicales (muchísima, en esta ciudad hay música por los cuatro costados), de artes plásticas, museos, cine… pero incluso muchas de las personas que viven aquí no conocen todo lo que se cuece cada semana. Por alguna razón, los eventos se publicitan poco o nada, y te acabas enterando por el boca a boca o porque acabas aprendiendo dónde mirar.

Y a pesar de la poca difusión, muchos eventos se llenan, porque no sólo la ciudad se mueve mucho sino que aquí la gente se apunta a un bombardeo. Si hay comida de por medio, ya ni te cuento. Debe ser por eso que la iniciativa Cine+Food siempre ha tenido muchísimo éxito.

Cine+Food

De las cuatro ediciones que llevan hasta la fecha, hemos estado en tres. La idea de Cine+Food es, como dicen ellos, “maridar” cine y comida. Para ello, en el Parque Santa Catalina se instala una enorme pantalla al aire libre donde se pueden disfrutar gratuitamente las películas del programa. Y alrededor del espacio de cine, un montón de puestos de comida internacional servida por restaurantes de la ciudad; en ellos se pueden comprar tapas o raciones, que en esta edición estaban entre los 3 y 5 euros, y en un puesto aparte la bebida por 1 euro. Mola, ¿no?

Nuestra primera vez en Cine+Food.

Nuestra primera vez en Cine+Food.

Aparte de las películas que se proyectan en Santa Catalina, hay un ciclo de cine infantil (en horario infantil también) en el Edificio Miller. Y un pequeño espacio de artesanía y actividades culturales, organizadas por colectivos y comercios de la ciudad.

Cada año tratan de aprovechar el evento un poco más, y desde la segunda edición que tienen página de Facebook, organizan varios concursos que deben ser muy atractivos para los patrocinadores porque cada vez tienen más. Como consumidores habituales de cine en VO que somos, en este cuarto Cine+Food nos hicieron un gran regalo con la introducción del ciclo en VOSE, que se proyectó en el Museo Elder.

En resumen, que Cine+Food es una iniciativa inteligente, que atrae a muchísimo público todos los años, y que además sirve para promocionar los restaurantes de la ciudad; ya que el puesto de cada país está asociado a un restaurante.

Con la compañía de lujo que tuvimos este año, nos dirigimos por tercera vez consecutiva al Parque Santa Catalina, y estos fueron nuestros maridajes:

Jueves 29 de Agosto: Albóndigas de canguro, salchichas ucranianas + Seven Psychopaths

Seven PsychopathsTodos los años acabamos pidiendo algo del puesto del Clandestino, y es que este restaurante de comida fusión siempre aparece como Holanda por la nacionalidad de su dueño, pero igualmente habría que incluirlo. Este año sorprendieron anunciando orgullosos que servían albóndigas de canguro. Tras el “WTF?” inicial, nos pudo la curiosidad y nos animamos a probarlas. De canguro no sé si eran, pero lo que es seguro es que estaban buenísimas. Tuve que controlarme mucho para no llevarme a casa el cacharrito con la salsa que sobró.

Al contrario que las albóndigas de canguro, las salchichas que pedimos en el puesto de Ucrania eran bastante genéricas, pero igualmente estaban buenas. Nos las zampamos antes de ir a partirnos de risa durante 110 minutos con Seven Psychopaths, una peli tan genial como loca, que sin embargo tiene un profundo mensaje sobre los clichés de Hollywood. Si puedes evitarlo, no la veas doblada; la actuación de todos los personajes merece el esfuerzo de verla en VO.

Sábado 31 de Agosto: Tamal + Looper

El viernes nos tomamos un descanso semi-obligado, y el sábado seguíamos con la pereza encima por lo que salimos tarde hacia Santa Catalina, y llegamos con muy poco tiempo antes de que Looperempezara Looper. Esta historia de viajes en el tiempo tiene una propuesta argumental bastante interesante, con un par de ideas curiosas, pero que a mi entender falla bastante en la ejecución. Sobre todo la parte final y en la innecesaria escena de Bruce Willis recordándonos que siempre será el prota de Jungla de Cristal. A pesar de ello, tiene un par de escenas magistralmente filmadas, especialmente esta (si pulsas en el link, que sea porque ya la has visto o porque te dan igual los spoilers)

Antes de entrar, sólo nos dio tiempo a comer un tamal en el puesto de Perú; yo lo había probado cuando un ex-compi de curro cubano lo trajo y nos dio a probar, y me confirmó que lo recordaba bien como es: riquísimo.

Domingo 1 de Septiembre: Tamal (otra vez), arroz de coco con pollo, carne rellena + Searching for Sugar Man

Searching for Sugar ManEl último día fuimos a darlo todo, y como por alguna razón arcana la peli empezaba una hora antes que las otras el resto de días, salimos sobrados de tiempo para que nos diera tiempo a probar tranquilamente los últimos platos. Empezamos con un arroz de coco con pollo del puesto de Indonesia, al que nuestro invitado de honor le tenía echado el ojo desde el primer día. Estaba muy bueno, pero el arroz había perdido mucha textura, probablemente a consecuencia de tener que estar preparado con antelación. Decidimos olvidar nuestras penas con otra ración de tamal, que tanto nos había gustado, y ese día más aún porque el toque picante estaba más acusado.

El puesto de Senegal fue el primero al que fuimos en nuestro primer Cine+Food, y nos gustó tanto que siempre acabamos haciéndole una visita. Pedimos unos rollos de carne picada rellena de huevo que estaban espectaculares, aunque un poco fríos. Algunos de los puestos no los llevan restaurantes, sino agrupaciones culturales, como era el caso del puesto de comida hindú que lo llevaba la comunidad hindostánica de Las Palmas y fue el que más éxito tuvo. En el caso de Senegal, el puesto lo llevaban miembros de la ONG Proyecto África.

Como no podía ser de otra manera, acabamos nuestro Cine+Food con un excelente sabor de boca, con la preciosa y sorprendente historia de Searching for Sugar Man. Lo que en un principio parece sensacionalismo y hacer las cosas misteriosas porque sí, se acaba convirtiendo en un documental conmovedor sobre la perseverancia y cómo el reconocimiento puede llegar cuando uno menos se lo espera. Humana y cercana, de esas historias que te dejan el corazón calentito y arropado, como cuando eras pequeño y te metías en la cama en las noches de invierno.

Y el año que viene… Blade Runner

Blade Runner

Los organizadores del Cine+Food son tan majos, que para el año que viene han preguntado al público qué peli les gustaría ver. Y ha salido Blade Runner, lo cual me devuelve la fe en la humanidad por unos momentos.

Cada año nos lo pasamos mejor en este evento que no entiendo cómo no está extendido por más ciudades españolas; así que si el año que viene en Agosto estás paseando por Las Canteras y te dan un folleto de un evento con comida internacional y cine, no lo dudes y acércate. Merece muchísimo la pena.

One comment on “Come, calla, y mira la peli: Cine+Food 2013

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: